Farmacología

Aducanumab y la necesidad de mostrar diferencias mínimas clínicamente importantes en los ensayos sobre la enfermedad de Alzheimer

11 junio 2021

Si bien es importante que los requisitos reglamentarios fomenten el desarrollo y la aprobación de fármacos, sin diferencia mínima clínicamente importante (DMCI), los patrocinadores están motivados para potenciar los ensayos para detectar la significación estadística de efectos solo pequeños y potencialmente intrascendentes en los resultados clínicos. Las DMCI benefician a los pacientes, los miembros de la familia, los cuidadores y los sistemas de atención de la salud y deben incorporarse en los ensayos clínicos y en la guía de desarrollo de fármacos para la enfermedad de Alzheimer. Lancet Psychiatry. junio de 2021

Medicamentos y Demencia. Parte II: Fármacos Antidemenciales

13 noviembre 2020

Folia Doc. Fundación Femeba . Año, XXIII Nº1 2020 En la primera entrega de la Folia Doc dedicada a la revisión del tema Medicamentos y Demencia, nos ocupamos de los fármacos que pueden acentuar el deterioro cognitivo o favorecer las complicaciones en la demencia ya instalada. Corresponde ahora profundizar en los medicamentos utilizados para la prevención o el tratamiento de los trastornos cognitivos, categoría que puede denominarse medicamentos antidemenciales.

Factores protectores frente el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer

14 agosto 2020

Se revisan los ensayos clínicos y los estudios observacionales que exploran la asociación entre diferentes aspectos del estilo de vida e intervenciones farmacológicas con el posterior diagnóstico de la enfermedad.  J Neurol Neurosurg Psychiatry, julio de 2020.

Precisión de un marcador plasmático para el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer

04 agosto 2020

La proteína tau-217 en plasma permite la discriminación diagnóstica de los pacientes en diferentes estadios de la enfermedad de Alzheimer con una precisión comparable a la de dosajes en líquido cefalorraquídeo y al PET. JAMA, 28 de julio de 2020.

Efecto del ejercicio físico en la enfermedad de Alzheimer. Una revisión sistemática

21 mayo 2020

La mayoría de los estudios incluidos no permiten conocer la repercusión del ejercicio físico a nivel cognitivo y sobre los cambios estructurales y funcionales cerebrales en pacientes con riesgo de desarrollar la EA o en pacientes que ya presentan la enfermedad. Sin poder descartase un posible efecto beneficioso, son necesarios más estudios con un mejor diseño y rigor metodológico que permitan un mejor conocimiento de esta asociación. Atención Primaria, mayo de 2020